“Aprovecho los espacios que me da Alterarte para normalizar mi situación»

“Aprovecho los espacios que me da Alterarte para normalizar mi situación»

Entrevista a un usuario del Servicio de Rehabilitación Comunitaria y del programa Alterarte  

Nos reunimos en el SRC Maresme de Mataró con un usuario de Alterarte para hacerle una entrevista sobre su participación en este programa artístico. Pero él también nos ha querido explicar su historia y la relación que ha tenido con la pintura durante su vida. Nos ha acogido y nos ha dado su confianza para hablar sobre su situación personal. Es por eso que no publicaremos su identidad. 

¿Cuándo empezaste a participar con el programa Alterarte? 

Empecé a participar hace unos cinco años. Ya era usuario del Servicio de Rehabilitación Comunitaria e iba trabajando en el piso asistido en el que vivo. Blanca empezó a llevar el grupo de Alterarte y yo me apunté. Después fui asistiendo porque me gusta pintar y dibujar. De hecho, había practicado técnicas de pintura en algunas temporadas de mi vida y vi que me gustaban las actividades que estábamos haciendo.

¿?Entonces quiere decir que tu ya tenías experiencia en la pintura antes de iniciar el programa AlterArte?

Había ido haciendo cosas desde joven, pero nunca fui muy constante. También había estado en algunos proyectos colectivos. Recuerdo un grupo de Gracia que se llamaba Associats. Pintábamos réplicas de cuadros con pintura acrílica. Estudiábamos libros de pintura para aprender a trabajar con esta técnica. Y de hecho, yo había convivido con un pintor 3 o 4 años cuando era muy joven, con Pere Biada. Con él también aprendí muchas cosas.

Cuadro de un paisaje rural con pintura acrílica de este usuario de AlterArte

¿Pensaste alguna vez en dedicarte profesionalmente a la pintura?

No me he dedicado más porque el material de pintura suele ser caro y sobretodo porque he pasado etapas en que cambiaba de residencia muy a menudo y la situación tampoco me permitía ser constante. Cuando estuve casado tuve muchos problemas en el barrio, era una persona conflictiva. Después de separarme, estuve viviendo de pensión en pensión, en albergues y también en la calle, aunque no me avergüenzo.

Debía ser una época muy dura…

Sí, tuve muy mala época. Tuve problemas con la dentadura, cogí la hepatitits…Vaya, un desastre. Por eso digo que no tuve una situación muy favorable para mantener la constancia. Pero ya llevo 18 años en el Servicio de Rehabilitación Comunitaria y ya estoy mucho mejor.

Y a raíz de Alterarte, ¿Ha cambiado tu situación? 

Bien, ahora tengo algún cuadro inacabado en casa. Me resulta relajante pintar. Pero como en el piso tampoco tengo mucho espacio, cuando vengo al centro, aprovecho para pintar aquí. Aprovecho los espacios que me da Alterarte. Es una manera de normalizar mi situación. Hay temporadas que estoy más bajo intelectualmente por eso también me sirve para olvidar algunas cosas y distraerme.

¿Has tenido un buen aprendizaje participando en el programa? 

Sí, he aprendido técnicas nuevas y de los pintores locales. Parece que no, pero hay mucha gente que proviene de una fuerte tradición pictórica aquí en Mataró. De Rafael Estrany, Perecoll, Ricard Jordà…

Me han comentado que te gustaría exponer tus cuadros en público… 

No, porque me da un poco de vergüenza. No tengo suficiente autoestima. Hay cosas que hago como pintar paisajes que están bastante bien pero creo que hay gente que sabe más que yo y se sabe hacer valer. Yo no sé. Además de salidas profesionales a mi edad es muy complicado.

¿Y qué te gustaría hacer a partir de ahora? 

No lo sé, los que nos dedicamos a la pintura ahora lo tenemos más difícil. Actualmente con los ordenadores la gente trabaja muy bien y se hacen muchas cosas de diseño. También me gustaría mucho pintar con sprays. Son cosas nuevas que quizás podríamos hacer con Alterarte en un futuro. Somos un grupo de unos 7 o 8 que venimos siempre y hacemos mucha piña. Yo continuaré asistiendo es una actividad muy bonita.