El CFP colabora con el proyecto escolar de emprendeduría CuEmE

El CFP colabora con el proyecto escolar de emprendeduría CuEmE

Los y las alumnos de 6ºA del colegio Àngela Bransuela de Mataró escogieron el Centre de Formació i Prevenció como referente para s plan cooperativo con finalidades benéficas

Angela_Bransuela

El pasado martes 19 de abril el subdirector del CFP, Jordi Mela, y el responsable de comunicación de la institución, Albert Clopés, visitaron la escuela Àngela Bransuela de Mataró para conocer el proyecto CuEmE de los y las alumnas de 6ºA. Este grupo de chicos y chicas ha puesto en marcha una aventura en forma de cooperativa para aprender las bases del funcionamiento de las entidades sin ánimo de lucro. Fabricarán una serie de artículos que venderán posteriormente en la Feria de Mataró y darán un 10% de los beneficios al Centre de Formació i Prevenció. El resto de dinero servirá para que puedan disfrutar de una actividad lúdica.

Un programa de emprendeduría en las escuelas 

El proyecto CuEmE (Cultura Emprenedora en la Escuela) está impulsado por la Diputación de Barcelona y esta ya es la quinta edición de una iniciativa destinada a fomentar la creatividad, la experimentación y el trabajo en equipo entre los escolares. Son los propios alumnos que escogen con que asociación quieren aliarse para llevar a cabo la función social del programa. Y los y las alumnas del colegio Àngela Bransuela han escogido en esta ocasión al Centre de Formació i Prevenció como entidad local comprometida con la ciudad.

Artículos solidarios para fomentar el cooperativismo y la creatividad

Durante la visita de los responsables del CFP, los chicos y chicas preguntaron cuáles son los ámbitos de actuación de la entidad, quántos trabajadores tiene o cuáles son sus funciones. Se interesaron por las distintas áreas del centro y por proyectos como AlterArte, Llibre Actiu o La Klosca y se mostraron sorprendidos ante la complejidad de gestión y organización del sector de instituciones de carácter social en Cataluña.

Imagen 050

También tuvieron tiempo de mostrar orgullosos los objetos que venderán el próximo viernes 20 de mayo en la feria. Con la ayuda de su tutora han establecido una cooperativa llamada ABSECOOP y han manufacturado llaveros en forma de corazón, álbumes de fotos, imanes con productos reciclados, diarios personales y monederos para poder amortizar su inversión empresarial.

Los dos representantes del Centre de Formació i Prevenció quedaron muy satisfechos de su visita a la escuela Àngela Bransuela y prometieron seguir con interés este proyecto para que la experiencia de formar una cooperativa y recoger sus frutos sea un primer paso para fomentar el espíritu emprendedor de nuestros jóvenes. También destacaron la importancia del contacto directo entre las asociaciones de interés público con la escuela mediante estas colaboraciones.