El papel conjunto de la cultura y la salud mental

El papel conjunto de la cultura y la salud mental

Llibre Actiu es un servicio que une la pasión por la literatura, la cohesión vecinal y la lucha contra estigmas del colectivo de la salud mental

El bookcrossing es ecológico y socialmente responsable. Con un libro que ya no nos interesa tener cubierto de polvo en cualquier rincón de casa, evitamos el amarilleamiento de los de la estantería del vecino. Es una permuta equilibrada. Un proceso cultural casi inacabable en el que no se juzga el libro por la portada. Ni tan siquiera por su contenido. Ni por su precio. Es el interés de empezar un nuevo capítulo que otros ya han leído. Y dejar que ellos empiecen uno que nosotros ya conocemos. Es el papel conjunto de la cultura y la salud mental que intenta promover Llibre Actiu.

Este servicio impulsado por el Centre de Formació i Prevenció lleva desde el 2009 ofreciendo el intercambio de libros desde su local en la calle Montaña, en el barrio de Cirera de Mataró. En estos seis años han conseguido reunir una colección de entre 20.000 y 30.000 registros que están a la disposición de los usuarios y usuarias que se quieran acercar para adquirir nuevas historias y conocimientos.

Este fomento de los hábitos literarios se une con el objetivo completo que supuso en su momento la apuesta por el establecimiento de un nuevo equipamiento cultural en el barrio. Son muchas las personas de las cercanías que utilizan el servicio de Llibre Actiu y que comprenden la importancia de su presencia en la zona. Es por esto que la librería tiene la intención de seguir participando en la cohesión social del vecindario.

Pero lo que posiblemente caracteriza más a Llibre Actiu y que lo diferencia de las otras librerías de bookcrossing que podemos encontrar en la ciudad, es su teoría del contacto  social. La recopilación de libros está completamente gestionado por personas que sufren problemas de salud mental.

Jaume Rodon, responsable de la librería, nos resume la actividad que desarrollan destacando que «en Llibre Actiu evitamos situaciones de aislamiento y de invisibilidad del colectivo rompiendo también con los estereotipos. Es la población normalizada, la que viene en nuestra casa y nosotros los que  los atendemos con diligencia. Favorecemos el barrio con un nuevo equipamiento cultural y transformamos la concepción y percepción social de la realidad de las personas con problemas de salud mental.”

Si entramos en el local de Llibre Actiu, serán estas personas quien nos atenderán, nos aconsejarán y hablarán con nosotros sobre la colección. Saldremos con nuevas páginas para leer, habremos colaborado en el funcionamiento del engranaje del servicio y seguro que nos habremos replanteado la imagen a menudo errónea que tenemos de ellos.

Es necesario combatir todos estos estigmas. El miedo a lo desconocido solo se esfuma con la voluntad de conocer. Si conocemos, aprendemos y con el aprendizaje se acaba adquiriendo la comprensión de todo el que nos envuelve. Es lo que pasa con los libros. Y es también lo que pasa cuando hablamos de salud mental. Que todavía nos quedan muchas historias personales para conocer, aprender y comprender. Y mucho camino por eliminar los prejuicios que todavía sufre este colectivo. Iniciativas como Llibre Actiu contribuyen de manera muy importante.