«Las situaciones como la actual operan como desencadenantes de conflictos previos no resueltos»

«Las situaciones como la actual operan como desencadenantes de conflictos previos no resueltos»

Marcelo Edwards es Psicólogo y Psicoanalista, miembro de la Fundación Europea para el Psicoanálisis. Desde el inicio del CFP ha estado muy vinculado a la asociación. Actualmente es el responsable de hacer supervisiones de casos con los equipos de Vivienda, SRC, Intermediación Laboral y CRAE.

 

Se prevé que, debido a la crisis sanitaria, habrá otro aumento de personas con una problemática de salud mental. ¿Cuáles son los síntomas que crees que ha desarrollado esta situación? 

Las consultas más frecuentes son por estados de ansiedad, depresión y por el duelo en los casos de pérdida de algún familiar o amigo.

Si los sentimos, ¿Cuándo crees que es el momento de pedir ayuda?

Siempre es un buen momento para pedir ayuda. Hay mucha gente que se resiste a hacerlo por diversas razones, pero muchas vecces es por pensar que los que consultan no tienen una voluntad suficiente para afrontar sus conflictos. Pero el yo no siempre es capaz de hacerlo. Las situaciones como la actual operan como desencadenantes de conflictos previos no resueltos.

Durante el confinamiento se pusieron a disposición de la población múltiples teléfonos de soporte a las personas que lo necesitasen. Es cierto que en aquel momento no había otra opción pero, ¿Qué consideración tienes de este formato de terapia? ¿Qué se pierde sin el lenguaje corporal? ¿Crees que puede ser efectiva? 

Siempre es mejor una atención presencial pero, en determinadas circunstancias, las sesiones online son útiles. El mundo está cambiando mucho rápidamente. Hay pacientes que tienen que viajar frecuentemente por razones laborales o que no pueden venir a la consulta por una enfermedad o una situación familiar. También hay pacientes fóbicos o psicóticos que, a veces, no pueden asistir y estos medios facilitan la continuidad de los tratamientos.

En líneas generales, ¿Cómo han pasado el confinamiento las personas a las que atendéis? 

Esto varia mucho: los que no lo han soportado bien son los que estaban solos, los que se han infectado, los que han perdido el trabajo o negocio, la gente mayor, los que tenían patologías previas y, también, los que no tenían nada a hacer o no fueron capaces de organizarse una rutina de actividades. Muchos niños han perdido el sentido del tiempo por la imposibilidad de ir a la escuela y se ha multiplicado el uso de vídeojuegos.

¿Cuáles son los sentimientos que más se han despertado entre ellos/as?

La angustia, la depresión y la inseguridad.

Ha habido algunos casos de personas atendidas por el CFP que han vivido el confinamiento con más tranquilidad que antes, para ellos/as ha sido una mejora. ¿Cómo explicas este fenómeno? 

Es difícil hacer generalizaciones: cada caso es un mundo pero es cierto que, para algunos niños, el distanciamiento de sus familias ha disminuido sus angustias. Así mismo, para algunos pacientes fóbicos o psicóticos, el contacto con gente de la calle o con situaciones de exigencia social o laboral les genera ansiedades persecutorias y, el confinamiento, ha producido el efecto contrario.

Algunos servicios ya están atendiendo a grupos reducidos. ¿Cómo han vivido la vuelta los y las usuarios/as? ¿Tienen miedo de reprender la actividad presencial? 

Hay quién se siente mucho mejor porque el aislamiento ha sido muy duro y, en cambio, tal y como decía antes, en otros casos el contacto presencial con los otros despierta ansiedad.

Es posible que pronto vuelva a haber medidas de distanciamiento social. ¿Cómo crees que puede afectar emocionalmente el hecho de que, después de meses confinados y de vivir una sensación de que cada vez estamos mejor, volvemos atrás en este proceso? 

No tengo la impresión de que volveremos a un confinamiento como el que hemos pasado. Los rebrotes son parciales y están más o menos localizados. Tal y como dicen los expertos de la OMS la situación actual en España está mejor de la anterior. Las medidas incidirán sobre el ocio nocturno, las reuniones masivas y la continuidad con las medidas de prevención.

¿Qué secuelas psicológicas crees que puede ocasionar haber vivido esta pandemia y el aislamiento social? 

No creo que se produzca un cambio sustancial. Aquellos que se han descompensado por la situación es porque tienen problemas previos o bien porque han tenido una pérdida importante: de familiares y amigos, o de trabajo.

¿Qué medidas personales podemos tomar para mantener nuestra estabilidad emocional en orden? 

Las de siempre: amar y trabajar, tal y como decía Freud. La pasividad enferma.