Miembros de ERC-MES-AM Mataró muestran su interés en la situación de los jóvenes migrantes

Miembros de ERC-MES-AM Mataró muestran su interés en la situación de los jóvenes migrantes

El equipo directivo del CFP, Jaume Clupés i Jordi Mela, Esteve Rubió, director de los Pisos asistidos 16-18 años y Pisos para jóvenes tutelados o extutelados (ASJTET) y Jaume Rodon, responsable del servicio Prelaboral del CFP se reunieron con miembros de ERC-MES-AM el pasado viernes para exponerles la realidad actual de los jóvenes migrantes no acompañados que viven en los pisos del CFP. Concretamente, nos visitaron Francesc Teixidó, Rosa Guanyabens, Carles Porta y Soraya El Farhi.

Este encuentro estuvo motivado por la voluntad de los miembros del grupo municipal de conocer la situación actual de estos jóvenes, que han llegado a nuestro país, como tantos otros, buscando nuevas oportunidades. Debido a la crisis del Covid-19 se ha reducido notoriamente el número de personas que han efectuado esta migración pero son muchas las que, a día de hoy, todavía no han conseguido una independencia que les permita vivir sin estar vinculadas a recursos como los pisos del CFP.

Esteve Rubió expuso los aspectos más destacados de la realidad y el día a día de los jóvenes. El más importante y la causa principal de la dificultad para salir de su situación de vulnerabilidad suele ser la complejidad para conseguir la primera y/o segunda renovación del permiso de residencia y de trabajo. “El hándicap del colectivo es la falta de papeles. No podemos ayudarlos en el circuito de inserción laboral, solamente con formación» afirmó Rubió.

Así pues, estos jóvenes se encuentran con que, aunque han dedicado tiempo y esfuerzos en formarse y adquirir competencias para trabajar, a menudo es imposible conseguir un trabajo y, por lo tanto, la independencia económica.

Esteve explicó que el equipo de profesionales busca todo tipo de salidas para este colectivo, buscando sitios de trabajo adecuados para su perfil y programas de formación que los ayuden a poder mejorar sus competencias.

La realidad es que la dificultad para obtener trabajo y la documentación necesaria hace que, a veces, vivan situaciones duras. Es el caso de un joven que finalmente tuvo que volver a su país porque el pasaporte llegó tres meses después del plazo. Cuando salen del recurso se encuentran con que, si reciben prestaciones, no les permiten alquilar un piso y su situación empeora. Rosa Guanyabens comentaba que la dificultad para acceder a una vivienda es un tema transversal que afecta a muchas personas hoy en día de la misma manera. “El problema de vivienda lo tienen muchos colectivos que cobran 600€ al mes y no pueden vivir» afirmó Guanyabens.

Esteve destacó que los jóvenes conviven perfectamente con el vecindario del piso y que, para romper con situaciones de tensión con las que se encuentran en su día a día recientemente hicieron un encuentro con miembros de los cuerpos de seguridad municipal donde comentaron lo que viven y recibieron información sobre sus derechos y deberes e indicaciones de cómo proceder, por ejemplo, la documentación que deben llevar en todo momento.

 

¿ Y desde el Ayuntamiento, en qué podemos ayudar?

Los y las miembros del grupo municipal nos preguntaron el diversas ocasiones qué podrían hacer para ayudarnos. Una pregunta tan importante y necesaria para establecer sinergias y una colaboración real entre la administración y las entidades.

Asimismo, fueron proactivos/as aportando propuestas para materializar la mejora de la realidad de los jóvenes. Establecer encuentros entre entidades locales, promover el voluntariado y la mentoría y continuar en el indispensable trabajo para que las personas que tienen dificultades económicas para disponer de una vivienda, sean del colectivo que sean, puedan acceder a ella, fueron algunas de las ideas que surgieron.

Durante el encuentro también hicimos una reflexión sobre la importancia de que este grupo deje de convivir con el estigma y las etiquetas. Una de las que sufren de forma más arraigada es la vinculación de los jóvenes migrantes con actos de delincuencia. En este sentido, Jaume Clupés, director del CFP, enfatizó en que “La realidad es que hay más gente que no tiene recursos a parte de ellos». Y concluyó  “a medida que aumente la ocupación, bajará la tensión».

La conversación con los miembros de ERC- MES-AM supuso, entonces, un intercambio de impresiones, la explicación de la realidad de los jóvenes que atendemos y la muestra de que con la buena voluntad de miembros de la administración y de las entidades, podemos buscara conjuntamente soluciones para mejorar la vida de los colectivos que atendemos.

Estamos muy agradecidos/as por su interés y predisposición para colaborar con la tarea del CFP.