«Paso a paso» la caminata semanal de un grupo del SRC Maresme

«Paso a paso» la caminata semanal de un grupo del SRC Maresme

Hace un par de meses empezó la actividad «Paso a paso» en el Servicio de Rehabilitación Comunitaria de Mataró. Diez personas de las que atendemos de este recurso participan, acompañadas de un profesional. Se trata de hacer una caminata en grupo, con un previo calentamiento, a través de rutas sencillas que siempre tienen como punto de partida el Parque Central. El objetivo es trabajar los hábitos saludables y, a la vez, potenciar el vínculo entre los compañeros y las compañeras en un ambiente distinto al centro.

Esta iniciativa surge a raíz del paro que implicó la pandemia y por la gran incidencia de enfermedades asociadas que presentan la mayoría de personas usuarias tales como obesidad, diabetes o dolor de piernas y articulaciones.

 

Buscar actividades que hagan atractiva la caminata

El equipo educativo, a parte de coordinarse para acompañarlos en la caminata, busca maneras de hacer rutas o actividades durante este rato a fin de aportar un valor añadido a cada «Paso a paso».

La semana pasada, por ejemplo, la aprovecharon para conocer más el entorno más cercano al SRC.  Así, aprendieron a reconocer y a contar los pájaros del Parque Central de Mataró gracias a una ficha de campo del Instituto Catalán de Ornitología.

Hacer lo que está en nuestras manos para hacer atractiva la actividad y que, en un futuro, se la hagan suya y disfruten planificando de forma autónoma rutas es también parte de nuestra tarea.

 

Promover un estilo de vida saludable, uno de los pilares de los SRC de la entidad

Uno de los aspectos que más se trabaja desde los Servicios de Rehabilitación Comunitaria  y que es vital para conseguir la recuperación de las personas que atendemos es ayudarlas a adquirir hábitos saludables y a aprender a vivir cuidándose en todas las vertientes. También físicamente.

Hacer actividad física aporta muchos beneficios que ayudan a reducir la sintomatología negativa que presentan las personas usuarias y también incide en sus hábitos saludables. Especialmente, si se hace al aire libre.

Algunos de los beneficios son evidentes pero hay otros que se desconocen y que ayudan mucho a las personas que atendemos a poder tener una vida plena e incluirse en la comunidad. Es el caso, por ejemplo, del aumento de la resistencia a los esfuerzos y, por lo tanto, que se cansen menos y más tarde o bien de la ayuda que supone para vencer la depresión, el estrés y el insomnio. Así mismo, si son en grupo, también aumentan la sensación de bienestar al compartir una actividad con otros compañeros y compañeras.

 

Pequeños cambios de hábitos y espacios de convivencia hechos “Paso a paso” como dice su nombre son los que hacen que, poco a poco, las personas que atendemos puedan tener una calidad de vida cada vez mejor.