Trabajar la autonomía personal de los y las jóvenes que atendemos, uno de los principales hitos de la entidad

Trabajar la autonomía personal de los y las jóvenes que atendemos, uno de los principales hitos de la entidad

Uno de los objetivos más relevantes en relación a la juventud que atendemos desde diversos servicios de vivienda y salud mental es que puedan mejorar y/o conseguir una autonomía personal que les permita desarrollarse en su día a día.

Para llegar a conseguirlo, el equipo profesional trabaja de manera individualizada y grupal con propuestas de actividades. El PIRR (Programa Individual de Rehabilitación y Reinserción) que se elabora, marca los objetivos a alcanzar y cómo hacerlo y nos guiará para hacer unas propuestas o otras para cada caso. Esta actividades les ayudarán a establecer rutinas y a coger seguridad en las tareas de la vida diaria. Así mismo, también los acompañamos para que, cuando sea el momento, conseguir su inserción laboral.

En el caso de los Servicios de Rehabilitación Comunitaria, una parte muy importante de las áreas que se trabajan cerca, precisamente, la mejora de la autonomía personal. Realizan actividades cotidianas donde trabajan, con el soporte y guía del equipo profesional, todas las habilidades necesarias para llevar a cabo este tipo de tareas, tratando temas como actividades de la vida diaria, las habilidades sociales, la resolución de conflictos, las tareas domésticas o cómo llevar una vida saludable.

 

La emergente necesidad de dominar las nuevas tecnologías

Hay habilidades transversales y atemporales que siempre se trabajan, pero otras, surgen según los cambios sociales y culturales con qué nos encontramos. Así pues, durante el confinamiento, se detectó la prioridad de que todas las personas atendidas dominen las nuevas tecnologías. La brecha digital se ha hecho muy patente este año y la necesidad de darle respuesta urgente.

Es por esto que se ha empezado a hacer recientemente un taller de formación en habilidades digitales en los SRC del CFP Maresme, para ampliar las herramientas de comunicación como la videoconferencia por Whatsapp y Zoom.

Se trata de conseguir que puedan realizar las tareas que necesiten sin la ayuda de la familia o del equipo que los atiende, sean del ámbito que sean. Cuando detectamos un punto a trabajar, buscamos la fórmula de hacerles llegar los conocimientos necesarios para desarrollarse con comodidad y para garantizar la continuidad asistencial en cualquier contexto, incluyendo el telemático.

 

‘Cuina sense pares’, mejoramos las dotes culinarias

El martes 2 de noviembre se realizó una nueva edición del taller ‘Cuina sense pares’  dirigido a jóvenes. El objetivo es que practiquen sus capacidades culinarias con ejemplos fáciles y saludables. Es una propuesta de la Diputación de Barcelona con la colaboración del Ayuntamiento de Mataró.

Participaron jóvenes de distintos servicios del CFP Maresme y también de la Unidad de Prevención a la Exclusión  (UPE) de la alianza Maresme Continuum. Cumpliendo todas las medidas necesarias debido a la actual situación sanitaria, elaboraron una crema de calabacín, un rissotto con pollo y brócoli y  una macedonia, con productos de temporada y proximidad, en una cocina de lujo: el Espai Àgora de cocina del Mercado de la Plaza de Cuba.

La experiencia para los jóvenes fue muy positiva. Es un taller al que participamos siempre que es posible. Una actividad transversal, donde encontrarse con jóvenes de otros servicios y trabajar este tipo de habilidades en un espacio distinto al que están habitualmente y hacer un pasito más hacia su autonomía   personal.

 

Cuina sense pares, com tantas otras actividades, son propuestas que trabajamos constantemente a fin de ayudar a los/as jóvenes atendidos/as a ponerse a prueba y mejorar sus capacidades y habilidades y el conocimiento de qué les gusta y qué no, siempre con el hito de que mejore su calidad de vida y de que cada día estén más cerca de vivir de la manera más autónoma posible en cada caso.